¿Cómo transportar tu nevera con seguridad?

Empresa de mudanzas en Bilbao

 

Si necesitas dar respuesta a esta pregunta, desde nuestra empresa de mudanzas en Bilbao te aseguramos que trasladar un frigorífico puede ser un proceso complicado, y lo mejor es contar con profesionales para hacerlo con seguridad. 

Pero, si estás pensando en hacerlo tú mismo, vamos a aprovechar esta entrada para darte unos consejos y que puedas hacerlo de la manera más segura posible. Toma nota, empezamos.

 

Cómo transportar tu frigorífico con seguridad

Paso 1 – No te olvides de desconectarla

Lo más adecuado es que la desconectes con un día de antelación, o al menos la noche antes de la mudanza.

Paso 2 – Vacía la nevera 

Saca todos los alimentos que tengas en el interior, tanto del refrigerador como del congelador, y, puedes aprovechar para desechar aquello que pueda no estar en condiciones para su consumo si no puede conservarse.

Paso 3 – Limpia y seca bien la nevera

Limpiar el frigorífico no es un proceso complicado. Sólo tienes que utilizar agua tibia y un poco de jabón neutro. No utilices productos abrasivos ni estropajos que puedan estropear el interior de tu nevera.

Seca bien el interior y el exterior con un paño limpio o papel absorbente, para que no quede nada de humedad. 

Paso 4- Desmonta el interior 

Saca las partes desmontables de la nevera y embálalas por separado: bandejas, estantes, cajones, etc. Puedes utilizar plástico de burbujas o toallas con las que asegurarte de que no van a sufrir ningún daño.

Paso 5: Asegura las puertas con cinta adhesiva

No puedes olvidarte de asegurar las puertas con cinta adhesiva. Así evitarás que puedan abrirse durante la mudanza y que puedan sufrir cualquier tipo de daño. 

Paso 6: Muévela con plataformas rodantes o carros

Este es quizá el paso más importante. Es fundamental que tu nevera se traslade de manera segura, sin golpes, movimientos especialmente bruscos y sobre todo manteniendo una posición lo más vertical posible. 

A la hora de colocarla en el vehículo de transporte o el camión de mudanzas, tiene que ir perfectamente sujeta y protegida para evitar cualquier golpe o daño que además pueda afectar a su funcionamiento. 

Y no olvidamos recordarte que, una vez trasladada y ubicada en tu nuevo hogar, debes tener en cuenta que es importante dejar reposar tu nevera antes de conectarla. Te recomendamos que al menos repose 24 horas. 

 

Cómo ves puede parecer sencillo, pero realmente el momento del traslado es especialmente delicado. Los frigoríficos, refrigeradores o congeladores precisan de unas medidas de seguridad determinadas para su transporte. 

No dudes contar con los servicios especializados de nuestra empresa de mudanzas en Bilbao, la mejor manera de asegurarte que todas tus pertenencias, incluyendo cualquier tipo de electrodoméstico llegará en perfecto estado a tu nuevo hogar. 

¡Llámanos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a nuestro equipo

Empleo

Si deseas formar parte del equipo de Antolaketa eta Zerbitzuak rellena el siguiente formulario.

Tan pronto necesitemos ampliar nuestra plantilla, nos pondremos en contacto contigo.